Enfermedad periodontal y síndrome de down

Su origen se fundamenta en la delección del par cromosómico 21, lo que ocasiona una trisomía de dicho par. Este hecho ocasiona una extensa afectación sistémica en prácticamente todos los órganos y sistemas, desde el cardiovascular, musculoesquelético, endocrino, oftalmológico, otorrinológicas, digestivas, hematológicas y por supuesto neuropsiquiátricas.

El macizo craneofacial no es ajeno a todas estas malformaciones, sino todo lo contrario, ya que gran parte de las estructuras de dicha zona anatómica van a verse afectadas. Así, desde el punto de vista esquelético pueden encontrarse maloclusiones variadas (mordida abierta anterior y cruzada posterior, disfunción de la ATM, paladar ojival,…).

Los niños experimentan tempranamente  la enfermedad periodontal  de forma destructiva. Un gran número de ellos pierden sus dientes anteriores permanentes en los primeros años de adolescencia.

Desde el punto de vista de las mucosas pueden detectarse fácilmente una macroglosia muy característica, con protrusión lingual o una queilitis angular debida al babeo sumado a la pérdida de la dimensión vertical. Los dientes presentan un importante retardo en la erupción, la presencia frecuente de agenesias y retenciones variadas, y alteraciones en la forma de numerosos dientes, siendo frecuente la aparición de dientes cónicos con raíces muy reducidas.

 

Enfermedad periodontal y síndrome de down

 

Todo el planteamiento anterior lleva a un escenario particularmente complejo para la salud periodontal. Partimos de un paciente con retardo mental, que va a tener una gran dificultad para entender la importancia de la higiene oral, que además tiene unas extremidades cortas y poco hábiles para desarrollar técnicas complejas (como un correcto cepillado dental).

Además las maloclusiones contribuirán a la sobrecarga oclusal de determinados dientes. La macroglosia dificultará la higiene oral hasta límites insospechados y el acortamiento radicular hará que pocos milímetros de pérdida de soporte periodontal constituyan la pérdida definitiva de algún diente. Y si eso no fuera poco, la alteración en la migración de los neutrófilos hará que las defensas contra la colonización del surco periodontal por especies patógenas estén seriamente dañadas (CARIES)

No debería extrañar que la periodontitis crónica tome una evolución mucho más agresiva en estos pacientes, que tengan una mayor propensión a padecer gingivitis necrotizante (GUNA), y lo que es más importante y grave, una particular tendencia al padecimiento de periodontitis agresiva generalizada de desarrollo rápido y fulminante. Es mucha la importancia que hoy día se da a los problemas periodontales de los individuos con síndrome de Down.

 

Enfermedad periodontal y síndrome de down

 

Se ha descrito también como estos pacientes llegan a desarrollar brotes de la enfermedad cada 7-9 años, con pérdidas de soporte de hasta un 40% durante estos periodos, y con pocos síntomas de inflamación. Parece ser que hay cierta relación entre la periodontitis de aparición temprana relacionada con el síndrome de Down y la colonización del surco periodontal por la subespecie de Porphyromonas gingivalis genotipo II fimA.

Ante la posibilidad de la aparición de una periodontitis agresiva, el diagnóstico precoz de la enfermedad periodontal es trascendental en estos pacientes, valorando de manera precisa ante qué entidad nos encontramos. En cualquier caso, el establecimiento precoz de un programa adecuado de higiene oral y mantenimiento en el que participen de manera conjunta y coordinada dentistas, higienistas, monitores y familiares-tutores es trascendental a la hora de establecer cualquier terapia que pudiera tener éxito.

 

4 formas de ayudar a mejorar  su salud oral:

1.- Algunos pacientes se benefician de la utilización diaria de un agente antimicrobiano, como es la clorhexidina. Su uso en enjuague, por ejemplo, puede no funcionar para una persona que tenga dificultades para controlar su deglución, pero existen otras formas de aplicación como el spray o gel dentífrico.

2.- A veces tienen la encía agrandada por el uso de medicamentos, es muy importante insistir en la higiene oral diaria , y las frecuentes limpiezas profesionales.
3.- Fomenta su independencia en la higiene bucal diaria. Pide las recomendaciones individualizadas a tu odontólogo sobre métodos de cepillado mas apropiados. Pídeles que te muestren lo bien que lo hacen, e involucralos  en demostraciones prácticas de cepillado y uso de hilo dental.

4.- Si no puede realizar su higiene de forma independiente ayúdalo, la persona que se encargue de su higiene debe conocer las técnicas mas apropiadas. Un cepillo de dientes eléctrico o un aplicador de hilo dental, puede simplificar su cuidado oral. La capacidad intelectual del paciente, su estado general, la preparación de los dentistas en este ámbito o la disposición de sus tutores a hacer frente al problema serán determinantes en el futuro de su dentición.

Debe valorarse meticulosamente la capacidad cognitiva del paciente para comprender y llevar a cabo el mantenimiento, y de sus cuidadores y padres-tutores para complementarlo, supervisarlo o realizarlo en su caso.

Sin embargo, se sabe que con un buen mantenimiento, la dentición de estos pacientes puede mantenerse adecuadamente en casos de gingivitis o periodontitis crónicas. Cuando aparecen periodontitis agresivas, debe llevarse a cabo el diagnóstico microbiológico si es preciso, someter al paciente a tratamiento periodontal y a un mantenimiento exquisito. El resultado del tratamiento en los casos de periodontitis agresivas puede no sea exitoso, sobre todo si la enfermedad ha avanzado. Por ello se debe insistir en el diagnóstico precoz.

 

 

Clínica Dental Dr. Reato

Comentario Entrada ES 2
Valoración
no rates
0
¿Articulo interesante?
Dar su opinion
¿Articulo interesante?
Su nombre y apellidos *
Dirección e-mail *
Título *
Opinión *