La caries es una enfermedad infecciosa de origen microbiano, localizada en los tejidos duros dentarios, que se inicia con una desmineralización del esmalte por ácidos orgánicos producidos por bacterias orales específicas que metabolizan a los hidratos de carbono de la dieta. El proceso biológico que se produce es dinámico: desmineralización-remineralización, lo que implica que es posible controlar la progresión de la enfermedad y hacerla reversible en los primeros estadios. Una vez instalada la lesión cariosa, avanza en forma progresiva e irreversible desde la superficie dentaria en profundidad pudiendo alcanzar así el tejido pulpar y tener que desvitalizar la pieza (endodoncia). Dicha lesión puede alcanzar dimensiones macroscópicas, socavando el esmalte y la dentina en grandes cantidades debilitando la estructura dentaria.

En el método convencional de eliminación de caries se utilizan instrumentos rotatorios que son accionados por un sistema de impulsión, los cuales pueden presentar como desventaja la posibilidad de extender innecesariamente la cavidad y exponer así el tejido pulpar. Al accionar sobre los tejidos dentarios calcificados, el instrumento rotatorio (piedra o fresa) disipa energía en forma de calor. Esto puede afectar el complejo dentinopulpar y el periodonto. Lógicamente, al aumentar la velocidad, aumenta la temperatura que se
transmite.

La mirada preventiva de la caries dental y la mejora de los materiales de restauración nos han permitido la preparación de cavidades más conservadoras, preservando la mayor cantidad de tejido sano. No es un procedimiento sencillo, delimitar con exactitud la cantidad de dentina desorganizada que debe ser eliminada. La Residencia de Odontopediatría está en constante búsqueda de técnicas y tratamientos restauradores alternativos, elevando así la calidad de atención de la clíncia dental y en consecuencia disminuyendo los efectos adversos antes mencionados. De esta manera, se logra incluir pacientes que no podrían ser abordados con técnicas convencionales. Para estos pacientes se ha encontrado en el mercado Argentino un producto que satisface los requisitos que se necesitan para optimizar la atención brindada: BRIX 3000 ®.
El BRIX 3000® se presenta como una alternativa para facilitar la eliminación química y mecánica de la caries dental. Según el fabricante, este producto facilita la eliminación del tejido cariado y la conservación de tejido sano; debido a una de sus principales características, la de ser autolimitante. El gel deja de actuar ante la presencia de una enzima denominada antiproteasa-plasma alfa- antitripsina, la cual se encuentra en tejidos sanos.


Dicho producto se destaca ya que su principio activo es de origen natural: la papaína. Es una sustancia vegetal que posee una enzima extraída del látex de la fruta de la papaya (carica papaya). Es conocida por su acción proteolítica y antiinflamatoria. Es adoptada como cicatrizante tópico de las heridas de la piel. También su uso es indicado para limpiar heridas infectadas en las diferentes fases del proceso de curación. Como característica principal se destaca su acción bactericida y bacteriostática.

https://www.youtube.com/watch?v=6tXP2Pgsjcw 

https://www.youtube.com/watch?v=GbejPvzsnqE

La principal ventaja que posee el BRIX 3000® es brindar una técnica menos traumática para el paciente, disminuir el tiempo del uso de instrumental rotatorio y permitir una eliminación más selectiva de la caries, sin la necesidad de utilizar anestesia local. Su aplicación es útil ya que favorece la atención en pacientes tanto pediátricos como adultos; con necesidades especiales; con enfermedades sistémicas; y/o pacientes embarazadas.

Comentario Entrada ES 2
Valoración
no rates
0
¿Articulo interesante?
Dar su opinion
¿Articulo interesante?
Su nombre y apellidos *
Dirección e-mail *
Título *
Opinión *